El networking en las Empresas Familiares

En una economía globalizada las empresas están obligadas a internacionalizarse y a aumentar exponencialmente sus contactos empresariales.

En cuanto a la internacionalización hay que decir que hoy ya ninguna empresa puede definirse como local, pues más pronto o más tarde puede ocurrir que una empresa internacional y de tu sector se implante en tu misma calle. Hoy todas las empresas bien de manera activa (se internacionalizan en otros mercados), bien de manera pasiva (tienen que competir con empresas internacionales instaladas en el mercado local).

Ante ello, y muy en concreto en la pymes familiares, las cuales por limitados recursos propios les es muy difícil salir solas al exterior (o hacer frente a una “invasión” externa), se ven obligadas a llegar a algún tipo de alianzas con otras empresas afines nacionales o internacionales con las cuales poder seguir siendo competitivas en los mercados internacionalizados.

Ello está haciendo pasar a las pymes familiares de un concepto de competencia con empresas locales a un concepto de coopetencia, teniendo que llegar a algún tipo de acuerdo con ellas para competir con empresas más grandes. La coopetencia no quita la singularidad a las empresas aliadas, sino que las une puntualmente para la consecución de unos objetivos que les interesan conseguir y que solas no podrían alcanzar o mantener, en todo lo demás las empresas aliadas siguen compitiendo entre ellas. Así por ejemplo empresas del sector del calzado pueden ir juntas a mercados extranjeros al tiempo que siguen compitiendo como siempre en sus mercados locales. De no hacerlo así, las empresas extranjeras más fuerte podrían acabar invadiendo sus mercados tradicionales.

Todo ello está obligando a las pymes familiares a analizar los mercados no solo como posibles oportunidades de inversión sino también como lugar en donde pueden encontrarse otras empresas con las que aliarse ante esta lucha de la internacionalización. En este sentido, buscar socios, inversores, instituciones con las que abordar estos nuevos desafíos se hace cada día más imprescindible. Y lo que es mejor, asistir a eventos de networking bien de carácter institucional (por ejemplo, Cámaras de Comercio, Asociaciones de empresarios, Escuelas de Negocio, etc.), bien de carácter privado (empresas que organizan estos encuentros de networking empresarial), se hace cada día más imprescindible para las pymes familiares.

Desde esta atalaya quiero invitar a todos a animaros con una tarea obligada a realizar en cada ejercicio económico de tipo “networking empresarial”.

Fernando Nogales

Deja un comentario

Acepto la Política de privacidad