¿Por qué es fundamental un plan estratégico patrimonial en una empresa familiar? (I)

Cualquier empresa familiar debe de aspirar a convertirse en una familia empresaria, es decir, una familia de empresarios. Si nos remontamos al origen de cualquier empresa familiar, veremos que la visión de una persona (empresario) se acabó convirtiendo con los años en una realidad y con el transcurso de las generaciones en una empresa familiar intergeneracional.

Ahora, supongamos, que, de la noche a la mañana, el mayor accionista (por ejemplo, el fundador) de la empresa decide vender. Una vez que se vende la empresa, ya ningún familiar se tiene que preocupar por el día a día, pero aparecen una serie de desafíos tales como: la identidad, los fines, el liderazgo y el legado familiar que se quiere dejar a las generaciones jóvenes.

Ante esta nueva situación sin un planteamiento estratégico de la gestión patrimonial, estamos ante un problema serio que se divide en tres:

• En primer lugar, un problema patrimonial. Conforme se vaya alcanzando cierto volumen y pensemos que alguien nos quiera comprar el negocio, la familia debe tener un plan de gestión del patrimonio. De no haberlo lo que ocurrirá es que cada una de las ramas familiares seguirá sus propios objetivos y estrategias de inversión, con resultados muy diversos y probablemente destructores de riqueza.

• En segundo lugar, un problema de identidad. Tras la venta de una empresa multigeneracional, la familia ya no tiene un punto focal que la una, por lo que la herencia y la historia poco a poco se irán diluyendo, corriendo el peligro de desaparecer con los años.

• En tercer lugar, un problema de rentabilidad. La mayor parte de las ventas de empresas se produce en su fase de crecimiento. Pero si la empresa se ha vendido, y la familia no tenía un plan estratégico patrimonial, verá como su nivel de gastos se mantiene o, peor aún, sigue creciendo, sin embargo, ahora no saben cómo rentabilizar todo ese capital que tienen en efectivo.

Es por eso que una empresa familiar debe de ser por encima de todo una familia de empresarios, ya sea con empresa (no se ha vendido aún) o con patrimonio (se ha vendido).

Seguiremos con la temática en futura entradas.

Pablo Nogales

Deja un comentario

Acepto la Política de privacidad